Categorias
mas-de-50-citas reviews

Premio Alfaguara 2019: Amor, y abundante mГЎs, an asalto de Tinder

Premio Alfaguara 2019: Amor, y abundante mГЎs, an asalto de <a href="https://besthookupwebsites.org/es/mas-de-50-citas/">https://besthookupwebsites.org/es/mas-de-50-citas/</a> Tinder

MADRID (AP) — Si novelística y no ha transpirado certeza son vasos comunicantes en algunas parcelas literarias, Patricio Pron veía una brecha dentro de la novela realista en español desplazándolo hacia el pelo las diversas concepciones sobre la vivencia amorosa en este primer cuarto del siglo XXI. Con “Mañana tendremos otros nombres”, Premio Alfaguara 2019, el periodista argentino pretende atajar esa asignatura pendiente.

La tarea se sumerge en las relaciones construidas an asalto sobre aplicaciones móviles para citas, al moda sobre Tinder, así­ como afectadas por las profundos cambios sociales, políticos así­ como económicos que marcan nuestra era; un instante histórico en el cual “hemos cedido la potestad de elegir alguna cosa tan significativo como nuestra pareja a un operación del que nada sabemos”, según Pron, desplazándolo hacia el pelo en el que “no parece haber muchas certezas en torno a qué es una practica amorosa”.

“¿Qué resulta una trato sobre pareja? ¿Cuántas personas conforman la pareja? ¿Qué serí­a el consentimiento? ¿Qué modelo sobre asimetrías son viables así­ como cuáles no lo son?”, indagó el autor el jueves en una interviú con The Associated Press en Madrid. “Todo lo cual se ha observado modificado en los últimos años de vida debido a las procesos de desarraigos sociales o políticos en el mundo, incluyendo los países latinoamericanos”.

La idea germen sobre “Mañana tendremos otros nombres” surgió en un viaje en metro. El novelista relató cómo, al sublevar la ojeada de un ejemplar que leía, la perspectiva sobre individuos carente conexión que, celular en mano, repetían el ritual de “swipear” o ocurrir perfiles en aplicaciones de citas le llevó a profundizar referente a la banalidad con la que en la actualidad individuo “elimina” a gente sobre su vida.

“Contamos con unas herramientas Con El Fin De obtener an otras gente incluso en el espacio familiar como Jamí¡s antes en la historia”, señaló el redactor sobre 43 años de vida. “Y sin embargo, en sintonía a las estadísticas, padecemos todos la enorme soledad”.

Armado sobre datos estadísticos similares, y con la vigilancia sobre experiencias propias y ajenas, Pron construye el relato referente a 2 personajes anónimos, Ella así­ como Él, a los que despojó de lo “superfluo” de un nombre porque se erigen en arquetipos universales.

Arquitecta la novia y no ha transpirado periodista el novio, los dos viven el derrumbe sobre su trato en un Madrid contemporГЎneo atravesado por esos cambios tecnolГіgicos, de precariedad laboral asГ­В­ como econГіmica. La urbe que sirve sobre escenario se percibe asimismo sometida an una profunda transformaciГіn.

Pron, afincado en la capital espaГ±ola desde permite mГЎs de una divisiГіn, ha sido declarante sobre excepciГіn sobre esa metamorfosis de el terreno metropolitano. El castizo barrio sobre MalasaГ±a a donde vive serГ­В­a, como bastantes otros centros de desmesurados ciudades, pasto sobre la especulaciГіn inmobiliaria asГ­В­ como la adaptaciГіn a las exigencias sobre la industria turГ­stica.

“La gentrificación me interesa no separado igual que procedimiento sobre reorganización económica de el lugar sino igualmente igual que fuerza de expulsión sobre las elementos más dinámicos y no ha transpirado más creativos sobre la humanidad a sus márgenes”, señaló Pron. “¿Qué ocurre cuando la localidad se convierte en mero decorado sobre la industria turística que vende un artí­culo que se aleja considerablemente sobre la certeza?”

El articulista intercala preguntas en sus respuestas, por motivo de que mismamente es como dice que también percibe su misma tarea, igual que un entrenamiento sobre reflexión: novelas que cuestionan e inducen a pensar. En el caso de “Mañana tendremos otros nombres”, señaló, ese debate aborda “la fragilidad desplazándolo hacia el pelo la falta sobre certeza que presiden este instante histórico, sobre todo en la trato a la practica amorosa”.

Un amor, o su ausencia, que según Pron son Ademí¡s artículos comercializados cuya vivencia llevan a las protagonistas a cuestionar su propia identidad. En ese afán sobre poner fin a su aislamiento y no ha transpirado desolación, dice el autor, “se dan cuenta sobre que no podrí¡n efectuarlo falto pensar en quiénes son y en qué se han convertido”.

Nacido en Rosario, Argentina, Pron habГ­a publicado relatos escuetos desplazГЎndolo hacia el pelo una decena sobre novelas que han sido traducidas a otros tantos idiomas. Ha vivido, dentro de otros paГ­ses, en Alemania, y no ha transpirado escribe en varios idiomas, una cosa de lo que AdemГ­ВЎs se nutre la pluma del novelista.

“Mañana tendremos otros nombres” está vacante en librerías de España desde el jueves desplazándolo hacia el pelo Conforme Alfaguara llegará a Chile, Colombia, México desplazándolo hacia el pelo Uruguay antes sobre final de mes, a Argentina en abril, EEUU en abril desplazándolo hacia el pelo Perú en julio, seguido por otros países.

El Premio Alfaguara sobre novela, que dedicación el sello que seguidamente publica al ganador, está dotado con 175.000 dólares (154.000 eurillos) y una escultura de Martín Chirino. El galardón además posibilita al autor embarcarse en una tournée de casi seis meses de impulsar la labor en América Latina, algo que Pron dice ver igual que oportunidad para ver a “viejos y nuevos amigos”.

El comité, presidido por el articulista castellano Juan José Millas, eligió su novela por unanimidad dentro de 767 manuscritos y destacó “la fascinante autopsia sobre la ruptura amorosa que va más allá de el amor: serí­a el mapeo sentimental sobre la colectividad neurótica donde las relaciones son artí­culos de consumo”.

“Una novela criminal”, de el mexicano Jorge Volpi, ganó la impresión del anterior anualidad así­ como ha sido adaptada de radio y en breve lo será Con El Fin De tele. Otros galardonados recientes son el español Ray Loriga y la chilena Carla Guelfenbein.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *